Estas en: > > Financiación para autónomos

5 preguntas frecuentes al solicitar préstamos personales


Hay ciertos momentos en los que podemos necesitar dinero de forma urgente para imprevistos. Y salvo que tengamos ahorros lo más normal es recurrir a soluciones como los préstamos personales. Sin embargo no todas las entidades de crédito ofrecen las mismas condiciones a la hora de conceder préstamos personales. Por eso la mejor solución para no equivocase es usar un comparador financiero. Pero de todas formas y para decidir el mejor préstamo es importante saber responder a algunas de las preguntas más frecuentes:

¿Qué es un préstamo personal?

Un préstamo personal o  préstamo al consumo, es un producto financiero que se suele conceder a particulares a cambio de una garantía personal. Ya sea del propio beneficiario del préstamo o de un tercero, en ese caso la garantía personal se conoce como aval. Cuando hablamos de garantía personal quiere decir que la devolución del préstamo tiene como garantía los ingresos y bienes de una persona. El dinero del préstamo personal suele tener como destino la compra de bienes de consumo, como por ejemplo televisores, electrodomésticos, equipos informáticos, viajes, reformas, o incluso estudios. El plazo de devolución para pagar el dinero prestado más los intereses correspondientes, dependerá del importe. Porque por ejemplo para importes de entre 100 y 300 euros podemos hablar de plazos de 30 días. Mientras que para importes de más de 12000 euros podemos hablar de plazos de 18 meses o más. Para devolver el dinero prestado se establecerán unas cantidades periódicas normalmente fijas denominadas cuotas, que incluyen una parte en concepto de pago del principal prestado más los intereses correspondientes. Por lo que el tipo de interés, el importe de dinero prestado, y el plazo de devolución, determinarán el importe total que del pago en concepto de cuotas mensuales.

¿Cómo son los intereses en préstamos personales?

El precio que se paga por el dinero recibido en un préstamo personal es lo que se conoce como tipo de interés, y se establece como un porcentaje. Los tipos de interés pueden variar según la entidad, es decir no es lo mismo el tipo de interés para préstamos personales de Banco Santander que del BBVA o La Caixa. Pero hay algo común para todas las entidades, y son las modalidades de tipo de interés. Hablamos de tipo de interés fijo o variable, dependiendo de si el tipo de interés varía o no en función de un índice como por ejemplo el EURIBOR o el IRPH. Con el tipo de interés fijo, el porcentaje a pagar en concepto de intereses sobre el dinero prestado se pacta cuando se concede el préstamo y se mantiene hasta su devolución total. Mientras que con el tipo de interés variable existen revisiones anuales o semestrales, por lo que el interés a aplicar dependerá del valor del índice en cada momento de revisión, al que se le sumará un diferencial para obtener el tipo de interés total a aplicar sobre el préstamo personal.

¿Qué es el TAE o tasa anual equivalente?

Son las siglas del Tipo Anual Efectivo también conocido como Tasa Anual Equivalente. Y su cálculo se debe a que los intereses en un préstamo personal se suelen calcular en forma de TAE, es decir el tipo de interés en términos anuales. Porque así es una forma de poder comparar el coste financiero de diferentes ofertas de entidades financieras. Pero el TAE también incluye otros costes además de los intereses, como por ejemplo comisiones y ciertos gastos de cara a calcular el coste real en términos anuales de cualquier préstamo o crédito.

¿Cuál es el plazo máximo de un préstamo personal?

El plazo para devolver un préstamo puede variar mucho, por ejemplo los hipotecarios que se destinan para la compra de una vivienda suelen ser los que más plazo ofrecen. Sin embargo los préstamos personales que se usan para compras personales y consumo suelen tener plazos de máximo 3 años. Puesto que al tener garantía personal tienen un elevado riesgo. El problema de que el plazo sea pequeño es que las cuotas mensuales serán más altas. Mientras que en plazos más largos los intereses a pagar serán mayores.

¿Si ya tengo un préstamo personal puede conseguir una hipoteca?

Sí, de hecho con un préstamo personal también podrías conseguir otro o incluso un préstamo hipotecario. Lo importante es que estés al corriente del pago de las cuotas del préstamo, lo que implica no estar en asnef u otro registro de morosos, y que tras pagar el primer préstamo tengas ingresos suficientes para pagar las cuotas del otro préstamo. Es decir que tengas capacidad de endeudamiento en base a tus ingresos y cuotas mensuales a pagar. Por eso a veces es mejor cancelar el primer préstamo o refinanciarlo para que las cuotas mensuales a pagar sean más bajas. Y así poder tener más posibilidades al solicitar el nuevo préstamo personal o hipotecario.




✓ Mejores créditos rápidos de

EmpresaCantidadPlazoTae+ Info
QueBueno minicreditos300€30 días2425%** Solicitar AQUI **
Twinero, dinero al instanteHasta 300 €30 días35% Solicitar
Cofidis minicreditosHasta 6000€Hasta 12 meses24,51% Solicitar
Creditomovil prestamos al instante300€30 días1309% Solicitar