Préstamos para autónomos


El crédito para autónomos se ha vuelto muy escaso en los últimos años. Porque los bancos han cerrado el grifo de la financiación sin aval a autónomos, y esa acción la han sufrido las empresas más pequeñas.

Que han sufrido mucho la falta de crédito en España, porque para muchos empresarios individuales una póliza de crédito o una línea de descuento de pagarés era su única forma de financiación.

Préstamos para autónomos sin aval

Pero tras el pinchazo de la burbuja inmobiliaria los créditos para empresas sin aval se acabaron para todas las empresas y en especial para los autónomos que tuvieron que cerrar sus negocios ante la falta de financiación bancaria.

Pero otro problema añadido en el crédito autónomos, es que a diferencia de una sociedad anónima, esta forma jurídica suele tener una cifra de capital privado muy baja. Dado que a diferencia de las sociedades no tienen una cifra de capital social obligatoria por ley, ni tienen que dotar una reserva legal en función del resultado de la actividad del negocio.

Normalmente los autónomos no disponen de información ni de un colchón financiera que sea una ayuda en caso de falta de dinero para afrontar las deudas o gastos del negocio. De ahí que los emprendedores tengan que recurrir a préstamos para nuevos autónomos.

Y a diferencia de las pymes, en especial las más grandes, los bancos como el BBVA o el Banco Santander no suelen ofrecer ya créditos preconcedidos para autónomos que son cliente con cuenta en la entidad. Es decir que ya no conceden préstamos personales para autónomos sin condiciones.

De ahí que muchos negocios ante la ausencia de préstamos a autónomos, hayan tenido que recurrir a otras soluciones de financiación. Pudiendo conseguir financiación sin aval para autónomos, que de otra forma legal le hubiera sido imposible solicitar.

Principalmente a través de información con empresas de crédito online, es decir microcréditos sin aval, usando comparadores como el de Crédito SMS que permiten encontrar el préstamo para autónomos con las condiciones que mejor se ajustan a las necesidades del empresario individual.

Los mejores préstamos para montar un negocio si eres autónomo

Buena parte de las personas que deciden montar un negocio lo hacen siendo como autónomo. Porque tras pedir información descubren que constituir una empresa legal como sociedad no es tan rápido ni barato como siendo autónomo, por eso pocos emprendedores usan por la forma societaria.

El optar por una forma jurídica u otra no permite conseguir financiación para empresas de forma más fácil. Porque al fin y al cabo para sobrevivir como emprendedor necesita capital privado y créditos para autónomos emprendedores sin aval o para empresas nuevas. Aunque normalmente se acaba solicitando créditos y préstamos para emprendedores sin aval.

Y eso lo saben muy bien los emprendedores, en especial los desempleados, que cuando se lanzan a montar un negocio propio bajo la forma de autónomo buscan cualquier tipo de ayudas.

Porque muchos de ellos no tienen más información ni financiación que el dinero obtenido a través de la capitalización del paro, de ahí que muchos recurran a préstamos para negocios nuevos.

Por eso muchos emprendedores buscan financiación para autónomos y emprendedores sin aval a través de los bancos tradicionales. Ese es el caso de bancos que ofrecen préstamos autónomos como La Caixa, Bankia Banco Santander, Banco Popular, ING, o BBVA para así vender otros productos más rentables, como por ejemplo seguros, una vez que el cliente abre cuenta.

Pero no nos referimos a los préstamos ICO La Caixa o de otros bancos. Porque estas entidades financieras ofrecen condiciones especiales e información de las líneas de financiación específicas para autónomos y emprendedores, para así apoyar la creación de negocios.

El problema es que la mayor parte de los emprendedores no son capaces de obtener préstamos para autónomos sin aval, porque los bancos normalmente exigen a los nuevos empresarios aportar garantías.

Las más habituales son los avales y las hipotecas, sobre todo para autónomos. Que suelen ofrecer como garantía su propia vivienda, a través de una hipoteca.

El problema de conceder cualquier tipo de préstamo autónomos sin aval, es que a los bancos no les gusta los créditos a autónomos. Porque para cualquier entidad financiera dar dinero a un negocio nuevo de un empresario individual es muy arriesgado.

Porque los bancos saben que los autónomos son los negocios que más dificultades tienen para sobrevivir en la economía y el mercado actual. De ahí que sí que suelan conceder préstamos para empresas sin aval.

Por eso y frente a la opción de dar créditos autónomos, prefieran financiar a pymes de mayor tamaño con forma jurídica societaria. Porque ofrecen una mayor solvencia en sus balances y con un mejor resultado en su cuenta de pérdidas y ganancias.

Préstamos para autónomos sin aval

Hasta hace unos años la financiación para autónomos sin aval se centraba en las pólizas de crédito para empresas, pero es forma ya parte del pasado. Tras la restricción del crédito fruto de la crisis financiera e inmobiliaria, la mayoría de los bancos no renovaron la línea de pólizas de crédito para autónomos.

Aunque algunos bancos y cajas también ofrecían préstamos sin aval para autónomos, muchas veces con un simple aval personal. Algo bastante arriesgado dado que el patrimonio de un empresario individual se suele limitar  a su vivienda particular, normalmente ya hipotecada.

Por eso es más normal es que los bancos y cajas concedan prestamos a empresas sin avales, sobre todo cuando son sociedades anónimas o limitadas con un buen histórico de facturación, así como balance y una cuenta de resultados saneadas.

De ahí que muchos negocios entraran en crisis y tuvieran que cerrar ante la falta de su única fuente de financiación bancaria que mantenía el funcionamiento de sus negocios. Por eso muchos negocios han tenido que recurrir a otro tipo de financiación para autónomos. Como por ejemplo los préstamos rápidos sin aval, con importes de hasta 800 euros.

Porque para un autónomo acceder a un préstamo hipotecario sin aval es algo muy difícil, dado que su única garantía no personal es su propia vivienda. Porque a diferencia de una pyme con forma de sociedad, no puede recurrir al aval de los socios para solicitar financiación para autónomos.

De ahí que solicitar estos créditos a pesar de no tener ningún tipo de impago en listas de morosos como RAI, sea muy difícil. Porque para los bancos los autónomos son las empresas de mayor riesgo, sólo superados por los emprendedores que no tienen un histórico de negocio. De hecho buena parte de los emprendedores no superan los 12 meses de vida.

Pero volviendo al problema de los créditos sin aval para autónomos, la falta de crédito por parte de bancos así como la falta de capital privado en los negocios regentados por autónomos. Ha obligado a que los empresarios individuales tengan que iniciar y gestionar su negocio usando préstamos a autónomos de empresas de crédito privado online.

Que ofrecen préstamos rápidos para autónomos al instante tras rellenar un formulario online, pero con unos límites en la concesión del préstamo rápido sin aval. Lo que supone no pedir dinero por más de 300 euros o 600 euros.

Por eso los mini créditos online, más conocidos como préstamos para autónomos online, están sustituyendo como ayuda de financiación a las soluciones que ofrecían los bancos y cajas de ahorro. Lo que a pesar de ser poco en términos de dinero para autónomos, permite una fuente de financiación fácil y rápida.

Cómo conseguir préstamos para autónomos sin aval

Los empresarios autónomos son el tipo de negocios que más difícil lo tiene para acceder al crédito a empresas. Son, dentro del tejido empresarial, los más débiles y por lo tanto los que más riesgo suponen para un banco o una entidad financiera y de ahí que no reciban créditos autónomos.

Esto provoca que muchos pequeños negocios con forma jurídica de empresario individual, tengan muy difícil el acceso a la financiación para pymes.

Y por lo tanto no puedan acometer grandes inversiones, claves para poder ser competitivos en el mercado actual, aunque sí les permite financiar gastos generales. De ahí que algunos autónomos tengan que financiarse a corto plazo usando los mini créditos rápidos, dado que no requieren mucho papeleo y son fáciles de solicitar.

Aunque el principal problema es que los importes de préstamos para autónomos de ese tipo son inferiores a 500 euros y se tiene que devolver en menos de 1 mes. Sobre todo si estamos hablando de casos muy difíciles como por ejemplo los préstamos para autónomos con asnef.

El motivo por el que los empresarios individuales tienen que recurrir a créditos rápidos para autónomos, es que al mezclarse patrimonio empresarial con empresarial, son los que más riesgo implican en las situaciones de crisis económicas o sectoriales.

Pero además de los mini créditos para autónomos con asnef, otra forma de financiación para empresas individuales es el descuento de pagarés. Sobre todo para empresas con clientes en el sector de la construcción o industrial, que suelen pagar con pagarés bancarios y que por lo tanto facilitan la financiación a autónomos mediante descuento de pagarés.

Aunque una de las formas de financiación preferidas son los préstamos ICO para autónomos, algo muy tradicional para poder realizar inversiones tan tradicionales como los vehículos industriales.

Dado que muchos autónomos se dedican a actividades relacionadas con el transporte, la construcción o fabricación y por lo tanto necesitan de camiones y furgonetas. Por lo tanto hay muchas opciones de financiación, aunque no muy buenas por ser a corto plazo y de pequeño importe de dinero, para dar crédito para autónomos.

Pero si nos centramos en la forma de financiación más a largo plazo, dado que los mini créditos son fáciles de soolpero con un plazo de devolución a muy corto plazo, son los préstamos a autónomos.

De ahí que al final tengan que aportar más garantías que una empresa con forma jurídica de sociedad mercantil. Por eso muchas veces es fundamental negociar con hipotecas para autónomos, para poder conseguir cualquier tipo de préstamo a largo plazo.

El problema es que el empresario individual normalmente tiene que aportar como garantía del préstamo hipotecario su propia vivienda. Lo que pone en mucho riesgo el patrimonio del empresario. Y es que para un empresario individual es muy difícil solicitar préstamos autónomos sin aval.

Porque como decíamos al ser la parte más débil del tejido de las pymes, casi todos bancos piden garantías y no sólo personales, como es el caso del aval sino sobre todo con garantías reales en forma de hipoteca.

Es la única forma de conseguir préstamos autónomos Caixa, Bankia, BBVA, Banco Popular, o ING. Pero es algo que no sólo pasa con las empresas existentes, sino también con los préstamos nuevos autónomos.

Préstamos ICO para autónomos

La financiación para autónomos a través del ICO es una de las preferidas por estos y por las pymes, en especial por los negocios más pequeños.

El Instituto de Crédito Oficial es una entidad pública que ofrece financiación con mejores condiciones que los créditos que ofrece la banca y las entidades financieras tradicionales. Aunque el ICO es financiación pública la verdad es que no actúa como tal, porque los préstamos ICO para autónomos son concedidos a través de bancos y entidades financieras que ponen a disposición del ICO su red de oficinas y de analistas de riesgos.

Por lo que al final las mismas políticas de riesgo que aplican internamente las entidades financieras, también se aplican a préstamos ICO autónomos. De ahí que muchas veces no se conceda financiación a empresarios individuales. O incluso se cancelen pólizas de crédito a empresas con forma jurídica de autónomo para sustituirlas por financiación ICO.

Una de las características de los créditos ICO para autónomos es que existen diversas líneas según la actividad y el objetivo. Desde líneas de financiación para pymes para la inversión pasando por aquellas que permiten ofrecer liquidez para dar dinero para circulante y gastos corrientes, y hasta líneas de financiación que permiten que un pequeño negocio liderado por un autónomo puedan crecer en nuevos mercados, a través de líneas ICO para la exportación y la internacionalización.

Pero sin duda los créditos ICO para autónomos se han usado principalmente para inversión de pequeños activos por parte de los empresarios negocios, normalmente vehículos industriales como financiación furgonetas para autónomos.

Pero las líneas de financiación para empresas del ICO están apostando por la innovación y la exportación, como pilares para que los negocios puedan capear la crisis del mercado nacional mediante tecnología que mejore la competitividad y mediante la venta en nuevos mercados.

Aunque dada la situación de muchas empresas con negocios en crisis, el ICO lleva ya unos cuantos años ofreciendo liquidez para mejorar la tesorería de los negocios y que así puedan sobrevivir. En especial para aquellos que no pueden vender en mercados exteriores ni que actúan en sectores tradicionales donde la innovación es muy difícil o incluso no es posible.

Cómo refinanciar los préstamos a autónomos sin aval

Como hemos visto los autónomos mezclan su patrimonio personal y empresarial, por lo que es muy frecuente que para poder pedir dinero se recurran a hipotecas para autónomos.

Es decir que el empresario individual usa su vivienda o local del negocio para conseguir la financiación para autónomos. Todo esto provoca que las deudas se acumulen, tanto los préstamos personales como préstamos para negocios.

Por lo que al final la única solución es la refinanciación de deudas. Unificar los préstamos personales autónomos, las tarjetas de crédito, y la línea de crédito para autónomos en una única cuota es el objetivo de la reunificación.

Eso permite que las múltiples deudas con diversos vencimientos y tipos de interés, se puedan agrupar en una única cuota mucho más baja que la suma de las cuotas individuales de cada una de las deudas. Así con menos dinero se podrá pagar el total de las deudas y usar el exceso de liquidez para financiar el negocio.

No recurrir a la reunificación es muy arriesgado para un autónomo, porque a diferencia de las empresas con forma jurídica de sociedad mercantil el empresario individual responde de las deudas del negocio con su patrimonio personal presente y futuro.

Además los préstamos para autónomos suelen ser los que peores condiciones de tienen, es decir sus intereses son altos y normalmente los plazos de amortización son muy cortos. Además a veces se recurre a los créditos rápidos para autónomos, lo que hace que el importe de financiación sea muy bajo, incluso de menos de 1000 euros, y además de sus altos intereses los plazos de devolución no suelen superar los 30 días.

Otra forma de financiación para autónomos es con tarjetas de crédito, dado que es fácil conseguir créditos de hasta 2000 euros a través de una tarjeta de cualquier banco como BBVA, Bankia, La Caixa, o Banco Popular.

Y al igual que con los préstamos personales rápidos para autónomos, en las tarjetas los plazos de amortización son muy bajos por lo que también es un tipo de deuda muy mala. Y eso hace que en casi todas las reunificaciones se incluyan las deudas de tarjetas de crédito.

Sin embargo sin duda el principal problema que tienen los empresarios individuales, es que al confundir el patrimonio empresarial con el personal no suelen tener ahorros con los que recapitalizar el negocio.

A diferencia de los socios de una sociedad mercantil que pueden dar entrada a socios financieros que aporten capital privado y así sanear la empresa al reducir las deudas tras aumentar la cifra del capital social.

Pero esa opción no es posible para un autónomo por lo que tiene que recurrir como única opción a la refinanciación de deudas o buscar como última solución financiera el concurso de acreedores para así poder evitar la quiebra personal y empresarial.

Básicamente la refinanciación de deudas se centra en alargar los plazos de devolución de las deudas, agruparlas en un único préstamo cuyo tipo de interés sea inferior al interés medio de las deudas existentes, así como establecer algún tipo de carencia.

Es decir un periodo, normalmente entre 12 y 24 meses, durante el que las cuotas mensuales solo incluyen intereses. Es decir que la amortización del principal del préstamo se retrasa para así reducir el importe de las cuotas mensuales.

Esas tres acciones permiten ganar tiempo y reducir el dinero que se dedica a pagar las cuotas mensuales de los créditos a autónomos. Permitiendo que el negocio sea viable y que el autónomo pueda salvar su patrimonio personal, es decir su forma de vida y su vivienda.

Pero el problema de la reunificación de préstamos es que normalmente hay que aportar garantías adicionales. Es la única forma de que el prestamista acepte algunas de las medidas anteriores como la de un plazo de carencia donde no se paguen más que los intereses.

Normalmente las garantías para reunificación de préstamos personales para autónomos, son garantías inmobiliarias. Es decir que en la refinanciación tienen que recurrir a hipotecas para autónomos.

Porque el préstamo hipotecario permite alargar los plazos de amortización al ser créditos a muy largo plazo, además de que el tipo de interés es de los más bajos del mercado financiero.

Por lo que la refinanciación de préstamos básicamente consiste en unificar pólizas de crédito, préstamos personales, y tarjetas de crédito, en un único préstamo hipotecario. Pero además de incluir todas las deudas en un préstamo a largo plazo, hay que incluir también los gastos que genera una operación de refinanciación.

Porque en todo proceso de refinanciación de deudas hay que realizar estudios y papeleos, sobre todo cuando hay avales y garantías en forma de hipotecas para autónomos, y formalizar la operación ante notario e incluso, como en el caso de los préstamos hipotecarios inscribirlos en el Registro de la Propiedad. Una gran cantidad de gastos y costas que normalmente se incluyen dentro de la refinanciación para que puedan ser pagadas en cómodas cuotas mensuales.

El empeño de coches nueva financiación para autónomos

Aunque no es una solución de financiación muy típica entre autónomos, el empeño de coches, hasta hace poco conocido como fuente de financiación, es otra alternativa para los autónomos que dispongan de un vehículo industrial, por ejemplo una furgoneta.

El problema es que el empresario individual suele tener un único coche que usa tanto para fines particulares como del negocio. Pero en el caso de empresas con una flota de vehículos propia, pueden conseguir dinero sin necesidad de pedir préstamos autónomos sin aval.

Porque esta nueva financiación a través del empeño de autos, es una de las nuevas ayudas al margen de la banca tradicional. Lo que permite acceder a dinero sin recurrir a créditos autónomos sin aval, que son casi imposibles de conseguir.

Pero como decíamos en el caso de pymes es más fácil recurrir al empeño de coches, porque históricamente han recurrido a la compra de vehículos a través del leasing financiero.

Aunque en muchos casos la adquisición de coches se ha realizado mediante el renting de vehículos, normalmente cuando no eran turismos sin vehículos industriales. La diferencia entre el renting y leasing como fuente de financiación, dependía de la vida útil del vehículo. Si era más corta normalmente se usaba el renting, es decir el alquiler de coches, mientras que el leasing se usaba con vehículos que la empresa prefería adquirir puesto que su vida útil iba a ser mayor.

Por ejemplo en el caso de camiones de uso puntual, es más lógico recurrir al leasing. De todas formas el número y valor de la flota de vehículos de la empresa, sea una sociedad o un autónomo, dependerá mucho de cara al dinero que se puede conseguir con el empeño de coches.

Y para ello no hay que realizar complejos papeleos, tan solo hay que realizar una tasación de los coches y vehículos industriales de cara a conocer el valor actual del la flota. Y según sea ésta entonces conseguir dinero rápido, incluso en menos de 24 horas, con la única garantía de la flota de coches.

Es decir pedir dinero al igual que pasaría con los préstamos personales para autónomos sin aval pero, por importes de dinero de más de 3000 euros e incluso 6000 euros. Gracias a que el coche es la garantía de devolución de este tipo de préstamos para autónomos sin aval.

Por lo que el empeño de coches es la mejor solución de financiación para autónomos que tiene otro vehículo además del coche particular. Al poder conseguir una importante cantidad de dinero a crédito sin papeleo ni aval, pero sobre todo sin cambiar de cuenta bancaria. Puesto que la garantía del préstamo autónomos es el propio vehículo industrial, coche, o camión.




Pros y contras a la hora de solicitar un préstamo.


Solicitar un préstamo no es nada malo, de hecho a veces es una solución a la que hay que recurrir cuando se necesita dinero de forma urgente, tanto a nivel particular como en el negocio. El problema está en ir acumulando un préstamo personal tras otro, al utilizarlo como una solución recurrente en lugar de como una ayuda puntual.

Recuerda que no debes de intentar conseguir préstamos como una solución fácil a problemas financieros permanentes, o cuando sabemos de antemano que no vamos a poder pagar el dinero prestado más los intereses y gastos correspondientes. En esos casos las consecuencias del impago podrían ser muy negativas, porque serás incluido en una lista de morosos como asnef o rai.



Nuestra búsqueda inteligente puede ayudarte.


Ser el primer comparador de créditos 100% independiente y gratuito, es un trabajo duro. Nuestro equipo de expertos financieros realizan de forma semanal una actualización de todas la oferta de créditos y préstamos del mercado a través de la búsqueda en cientos de webs de bancos y entidades crediticias.

Tras un riguroso análisis de la oferta, nuestro equipo selecciona las mejores ofertas que servirán de base de datos a nuestro comparador. Así cuando el usuario realiza una búsqueda a través del comparador de Créditos SMS, obtiene una selección imparcial de los mejores préstamos del mercado. Ordenados de menor a mayor cuota, y adaptados a las características y necesidades personales del usuario.



Te contamos cómo ganamos dinero para mantener el comparador.


Nos encanta ser sinceros en Creditosms.com así que te contamos como ganamos dinero para mantener nuestro servicio de comparador. Tenemos un modelo de negocio mixto que permite obtener ingresos de forma independiente sin necesidad de depender de acuerdos comerciales con bancos o entidad de crédito, tanto españolas como extranjeras.

Nos gusta poder ser independientes para poder dar información imparcial a nuestros usuarios. Por eso generamos ingresos publicitarios con banners publicitarios que verás en algunos espacios de nuestra web, aplicando el mismo modelo de otras webs como por ejemplo los periódicos digitales. Pero también ofrecemos servicios de pago a los usuarios que nos solicitan asesoramiento financiero o legal en materia de créditos y préstamos. Así es como ganamos el dinero necesario para ofrecer un comparador totalmente gratuito, independiente, y de calidad.