Estas en: > > Financiación para pymes

Qué es una línea de descuento


Hoy en día todavía hay pequeñas empresas y autónomos que nos saben qué es una línea de descuento, básicamente por que reciben pagarés de sus clientes.

Normalmente la financiación de empresas pequeñas se ha basado en la póliza de crédito, lo que se conoce como financiación de circulante, dado que su plazo de vencimiento suele ser de 1 año. Sin embargo entre una línea de descuento o una póliza de crédito existen muchas diferencias.

En ambos casos hablamos de financiación a corto plazo, pero hay varias diferencias:

  • En la línea de descuento de pagarés el dinero se dispone según se van presentado operaciones de compra – venta, dado que el pagaré suele tener un origen comercial.
  • El emisor del pagaré es el responsable del pago de la deuda, puesto que es el deudor de la operación comercial que se instrumentó en un pagaré.
  • El dinero del descuento de pagarés tiene como objetivo cubrir el coste del servicio o producto vendido.

Pero por ser más rigurosos digamos que en la línea de descuento su definición es que es una operación financiera basada en operaciones comerciales de pago aplazado, fecha de vencimiento futura.

Y que consiste en el anticipo de una serie de créditos comerciales instrumentados en un pagaré. En la línea de descuento se tiene aprobado un importe de crédito máximo.

Es decir que una de las grandes ventajas de la línea de descuento es que se ahorra tiempo y dinero, puesto que no hay que estudiar operación por operación. Dado que la entidad financiera o empresas de descuento de pagarés, como Gedesco o Ficomsa, estudian una única vez a priori la solvencia del cedente de los pagarés, así como la de sus principales clientes. Y de esa forma se autoriza, al igual que en la póliza de crédito, disponer de un importe de dinero concreto.

Para poder formalizar la línea y al igual que pasa en la de crédito, es necesario firmar ante notario una póliza de descuento bancario. De hecho este tipo de operaciones son muy habituales entre entidades financieras, es decir que podemos solicitar líneas de descuento en Banco Santander, BBVA autónomos, La Caixa, o Banco Sabadell.

Pero en los últimos años y ante la restricción del crédito a los autónomos y Pymes por parte de los bancos, han aparecido empresas de descuento de pagarés como Crealsa, Savia, Corfisa, o Pagarés Ya.

También y como alternativa a las líneas de descuento de papel comercial, se ha extendido el uso del factoring en especial para aquellas empresas cuyos clientes no usan como medio de pago el pagaré.

Líneas de descuento y los tipos de pagarés para descuento comercial

Existen diferentes tipos de pagarés que pueden ser usados para realizar disposiciones de dinero de las líneas de descuento, de hecho hace años se utilizaban letras de cambio. Pero hoy en día se usa principalmente pagarés bancarios, y es conveniente entender y conocer sus características específicas:

Los efectos o pagarés no a la orden:

Este tipo de títulos valor son aquellos efectos que no se suelen presentar al descuento comercial, sino que simplemente se presentan en un banco o entidad financiera para su gestión de cobro.

Ya que no pueden ser endosables, es decir cedidos a un tercero. Por lo que simplemente se pueden presentar para el abono del importe nominal de dinero en la cuenta bancaria, a fecha de vencimiento. A cambio tienen como ventaja el que para su emisión no es necesario liquidar impuestos, es decir actos jurídicos documentos, en forma de timbrado.

Los efectos o pagarés a la orden:

A diferencia de los anteriores este tipo de títulos valor sí que se pueden presentar al descuento financiero y por lo tanto no es necesario esperar al vencimiento. Podemos anticipar el dinero pagando los intereses correspondientes. Sin duda una buena forma de poder conseguir liquidez por los créditos comerciales. Y a diferencia de los pagarés no a la orden, no es necesario pagar actos jurídicos documentados.

Cómo funciona una línea de descuento de pagarés

Básicamente una línea de descuento comercial, es decir anticipo de créditos comerciales derivados de operaciones de la actividad corriente de la empresa, es como una póliza de crédito. Es financiación a corto plazo, en este caso en menos de 1 año.

Y para su aprobación se realiza un estudio de solvencia tanto del emisor como del endosante del pagaré, que presenta el descuento del pagaré. Porque en caso de impago al vencimiento del pagaré, será el cedente el que tenga que responder por el acreedor. De ahí que normalmente no se admitan operaciones entre empresas vinculadas, puesto que usarían la línea de descuento como si fuera una póliza de crédito.

La diferencia principal en la línea de descuento de pagarés es que las disposiciones de dinero se realizan en base a los pagarés que se presentan. Por lo que si tenemos una línea de 60000 euros, no podremos presentar más pagarés cuyo nominal, o suma del mismo, superen el límite máximo.

En ese caso habría que esperar al vencimiento y pago de los pagarés descontados. Algo parecido a lo que pasa con las pólizas de crédito, donde no podemos superar el límite máximo de dinero.

En la línea de descuento de pagarés el banco o entidad financiera es el que se encarga de presentar el pagaré en la fecha de vencimiento.

Del nominal del préstamo menos el importe líquido abonado en la línea de descuento comercial, es donde la entidad o empresa de descuento de pagarés obtiene su rentabilidad en forma de intereses y comisiones.

Normalmente el interés depende del riesgo, que a su vez depende del emisor y del binomio nominal – plazo, aunque también puede depender de la política de la entidad y su capacidad financiera. En el caso de las comisiones normalmente tienen que ver con el estudio de la operación, aunque a veces no existen porque se incrementa el tipo de interés de la operación de descuento de pagarés.

De todas formas para poder operar con normalidad en la línea, es importante no ceder pagarés ni letras de cambio cuyo librado esté en el RAI. El fichero de morosos que han emitido cheques, letras, o pagarés y que no han realizado el pago a la fecha de vencimiento.

Por lo tanto la solvencia del emisor del pagaré también es un factor muy importante para poder disponer del dinero, aunque no se haya superado el límite de la póliza de descuento bancario.

Ventajas y desventajas de las líneas de descuento de pagarés

Sin duda disponer de una póliza de descuento bancario tiene muchas ventajas, en especial para las pequeñas empresas y autónomos puesto que suelen contar con cifras de capital muy bajas y problemas para encontrar fuentes alternativas de financiación de circulante o incluso a largo plazo.

Según lo anterior las principales ventajas de las líneas de descuento son:

  • El estudio y la formalización de la operación es relativamente rápido y sencillo.
  • La formalización de la operación no requiere de escritura, simplemente póliza mercantil.
  • Los gastos y gestiones administrativas se reducen, al ceder la gestión de cobros a la entidad financiera o empresa de descuento de pagarés.
  • Se trabaja con remesas, no operaciones individuales. Por lo que en una sola remesa podemos hacer líquidos numerosos créditos comerciales y así obtener una importante cantidad de dinero de una única vez.

En cuanto a las desventajas más importantes de financiar una pyme con líneas de descuento son:

  • Como en todas soluciones de financiación a corto plazo, descontar pagarés puede salir caro en términos de TAE.
  • Cuando se alcanza el límite máximo de la póliza de descuento, ya no se puede conseguir más dinero por esa fuente de financiación.
  • En caso de que haya un impago del pagaré al vencimiento, entonces puede haber un problema financiero al tener que hacer frente al pago del nominal del pagaré más las comisiones por impago correspondientes.
  • A veces no se puede hacer una previsión de tesorería exacta, porque no se sabe si el pagaré será aceptado para anticipar en la línea de descuentos. Y tampoco se sabe si a fecha de vencimiento habrá impago del pagaré.




✓ Mejores créditos rápidos de

EmpresaCantidadPlazoTae+ Info
QueBueno minicreditos300€30 días2425%** Solicitar AQUI **
Twinero, dinero al instanteHasta 300 €30 días35% Solicitar
Cofidis minicreditosHasta 6000€Hasta 12 meses24,51% Solicitar
Creditomovil prestamos al instante300€30 días1309% Solicitar